¿Cómo será el amor?

¿redondo o cuadrado?

¿largo o corto?

no conozco su dimensión

aún no veo el fin

10 años de Taras

Estamos de Aniversario

Enero 2017

Vistas a la página totales

jueves, enero 23, 2014

...azul sempiterno (frágil no agitar).


El tiempo de la ausencia debería revocarse como un derecho a respirar el mismo aire, uno se cree libre cuando lee unos cuantos libros, cuando se enamora y encuentra el amor que toda la vida buscó, no sé cual libre somos, uno atado siempre al otro, uno vuela solo o de la  mano del ser al que piensas siempre te amará y estará contigo, yo renuncio a este vuelo de millones de años… de millones de estrellas…de milésimas de segundos y de pasos y pasos a la par.

Me albergo dentro de un cuerpo ya roído por los años, tanto querer ser feliz, feliz por un instante.

Apenas respiro, apenas… vivo sumergida entre las tarifas de vuelo. Los bancos con sus respuestas… cuales me animan siempre tan positivos. Qué ironía un comercial de tv... Publicidad engañosa esta de los Bancos y las bancas solitarias de las plazas, amor eterno de poetas decadentes que se niegan a la belleza de la luna.

La vida es esto, la bella realidad de la vida no es  otra cosa. Qué fácil pararse mal que fácil parece quedarse de pie quieta cuando una bomba de tiempo ha dejado la ciudad desierta, en llamas, cuando ha saltado contra la ternura del silencio. Uno sale feliz y se da cuenta que allá afuera hay tantos amores frustrados. Tropas de amores que fallecen cada día,  y uno reza para no toparse con ninguna. Almas en pena su buen momento, puede que uno esté en peligro frente a tantos asesinos.

Tomé una báscula para pesar las bolsas que llevo del lado del corazón, me duele el cuello porque el corazón no duele, dicen los expertos en corazones y básculas,  estoy huérfana experiencia todo lo llevo en estos textos de apariencia mágicos.  No sé donde dejé los conjuros, las ramas, las escobas en alguna otra vida de otros colores de cielo.

El reloj desiste al tiempo con la ceja fruncida se ha mirado al espejo, inconsciente  repica para despertar, y vuelvo a la noche. Hoy no quiero levantarme. Me inunda una tristeza fija de ojos móviles que cambio por expectativa.  

Regreso al encanto de aquella luna, que pasó tan rápido, la noche más rápida vivida. Cerré los ojos y estabas dormido en mis sueños, los abrí y seguías dormido, los abrí, los cerré y así perdí la cuenta…los cerré y cayo la claridad sobre nosotros, el alba… así la llaman los poetas, esa cosa que ilumina para decirnos que es otro día. Abrí los ojos y estabas dormido, yo los cerré y tú me hablaste.

Me hablás en sueños, me hablás de lejos, me hablás como si la luna naciera de lagunas oscuras de azul sempiterno,  el planeta sigue dando vueltas y  más vueltas, me marea ya no vuelo, mi mano triste como todo de mi, se entreteje en una araña piraña de un mar Caribe a lo lejos.

Viste el mar, brilla al medio día, se ve desde lo alto, se ven como millones de luces encendidas. Mientras la vida sigue su paso en un universo desconocido.  Sólo estrellas y galaxias se filtran por la ventanilla sin naves para viajar por oscuridades. Las estrellas son desatinadas y breves para comportarse como niñas buenas.

Esas oraciones de la mañana. Cuando el chino de la quincallería gritaba y gritaba y yo pensaba en tu poesía, en tu viaje, en tu despedida, y el gritaba mas y mas, impaciente, indolente, porque me rehúso a comprar una cosa que no me sirve.

Amor de lámparas, de luces de sol, mediodías que pican esto es poesía caminar con dolor de ausencia cuando la ausencia duele tanto o más que tú.

Soy y seré uno contigo… soy una anémona de las profundidades, una experta contorsionista sobre una alambrada, como un primate que habla siempre del mismo tema de la tarde. Mis manos todo lo pintan del  mismo azul.

Cerrada y sin llave, quedó pálida de verdes/mora, quieta de pasión de razonar cosas del corazón quedo ya sin respuestas, la inteligencia y el juicio han salido de la noche y no alcanzo a darle al blanco a una esperanza de bosque. Con la  mente del mismo color con el que intento solucionar el acertijo, de cómo, por qué y cuándo, es que te amo, así como te amo.

Vacaciones a mi intento no hacer nada al lado de las  nubes… y entiendo que uno es del color con el que se pinte el alma.  Intentaré dormir sobre mis almohadas limpias de colores y atiborrada de sueños.

A.M.

No hay comentarios.: