Un amor indeciso se ha acercado a mi puerta...

Y no pasa; y se queda frente a la puerta abierta.

yo le digo al amor:

- ¿Qué te trae a mi casa?

Y el amor no responde, no saluda, no pasa...

es un amor pequeño que perdió su camino:

Venía ya la noche... Y con la noche vino.


¡Qué amor tan pequeñito para andar con la sombra!...

¿Qué palabra no dice, qué nombre no me nombra?.

Y no sabe morir ni vivir: Y no sabe que el mañana es tan solo el hoy muerto...


El cadáver futuro de este hoy claro, de esta hora cierta...

Un amor indeciso se ha dormido a mi puerta...

Al mago de las puertas!

Ana Mendoza

Vistas a la página totales

lunes, mayo 07, 2012

el amor puede ser



“ también una circunferencia plena e ideal entre un hombre y una mujer”

Lydda Franco Farias Selección y estudio de Pedro Cuartín



En posición de oscuridad

La poesía podría percibirse como un compendio exhaustivo de los ascensos y caídas, mas ultimas que los primeros, del ser humano inherente, por tratarse de una convivencia virtualmente mutua, a los latidos fitomorficos y zoomórficos de la naturaleza destellante y apocada.

Una poesía donde la razón esclarece la irreverencia, y la transparencia incita la valentía y la ironía

La duda que  pervive en la entrañas de la palabra precisa, desemboca en la sugerencia, en la elipsis en la transmisión fragmentaria de las visiones perceptibles por huidizas, permanentes por obstinadamente fugitivas. La duda palpitante en el corazón de la incertidumbre le proporciona mayor fuerza a la lucidez, porque esta última se corresponde con el conflicto, certeramente construido, de la palabra poética perseguida por la muerte, por la finitud imantadora.

Escribir un poema, desde el forceje irruptor de Lydda Franco Farias, es encontrarse con la vida, con la manera más contradictoria de percibir, desde la transparencia el rescoldo de las cosas, el margen invisible de los latidos la resonancia callada del contraste dispuesto a ocupar el lugar de aletheia, de desocultamiento decidido a mostrar solo una parte de su ampulosidad, solo una huella de su respiración de su ritmo comedido e inmesurable.

La caída, la lucidez, con alguna variable indicada as adelante, y el tiempo a tratos sustituido por el espacio, son los motivos poeticos de Lydda Franco Farias.

Escribir poesía es igualmente, concentar en términos de disonancia, las visiones envolventes de las huellas humanas, sin tener en cuenta para el caso de un comentario pretendidamente valido, los estereotipos, los prejuicios reductores del análisis convincente. A sí, por ejemplo percibir la poesía de Lydda Franco Farias desde su única y exclusiva adscripción al comunismo es, en el fondo, no saber leerla.

Si el lector, por razones de azar, acude a  una casita de San Jacinto en Maracaibo, pagada de libros, con una ordenación entrópica, se topará con una poetisa entre indígena y africana , colindante con el inmensurable destello de la reflexión  tejido en una nube contra el cigarrillo, con las visiones de Vallejo y Kafka  y a quien corresponden estos versos : “ yo y mi manía de amontonar periódicos/ de recortar  artículos de prensa/ de llegar atrasada a la noticia/ a la historia/ atrasada/ tal como corresponde al país de liliput/ a mi estatura/ a mi/ que sincronizo/ con el atraso/ con mi estatura…..”

El mira tibiamente
y yo lo amo sin consideración
pero el es su libertad
el dice amor y yo le sigo
cazadores nocturnos
nos dispersan
el es en la lluvia
                                   en la montaña
cielo despejado
balcón de todos
sus ojos me siguen
desde un lugar cualquiera
yo lo amo.

Los amantes precisan largas vueltas
y nada es comparable a este final sin trampas
y nada se parece a tu cuerpo y al mío
me refiero a los muslos fosforescentes
no a la piel sedosa y repetida
no estamos dentro ni fuera y es falso
que desprendo de tu voracidad
mis latidos bajan cautelosamente
para que no sepas que voy   que siempre voy
ya puedes descubrirme y patinar en el aire rígido
cuando abra los ojos y desvíes el aliento
cuando vengas a podarme la simpleza
esta rara condición
habré consumado la indisciplina.


Mientras dormía me crecieron alas
al principio ni yo misma lo creí
hice cálculos sobra las ventajas y desventajas
de este suceso inesperado decidí ensayar  un vuelo corto
tropecé contra los vidrios de las ventanas no me di por vencida
llegue a libélula
fui uno que otro pájaro
ave de rapiña
mi ambición no tuvo fronteras
fui escavando jerarquías hasta agotarlas todas
ahora soy un ángel
y me aburro

eres el epicentro
el ruido y el ritmo del mar
la vegetación que me despierta 

"La poesía se ha vuelto subversiva"...


ACCIÓN POÉTICA







Arte, arte que corre hasta tu sensibilidad más inhóspita , arte que fluye. Poesía contenida en blanco y negro. Arte marginal, salvaje, que despierta instintos que ni siquiera sabíamos que teníamos. Inclasificable pero hermoso hasta el extremo.

"Estoy convencido de que si leyéramos más poesía, seríamos mejores personas, más amables, más humanos (…) por eso decidí tomar las calles, hacer que la gente tuviera este encuentro cotidiano que te sale al paso, llevarle la poesía a su vida (…) son mensajes cortos que puedes leer mientras caminas o si vas en coche a 100 km/h, no te quita tiempo, y en cambio, te da vida” 

La poesía: una necesidad para la vida Acción Poética: el amor anda suelto por las calles





Propios y extraños han notado que la ciudad mexicana de Monterrey está plagada de bardas con mensajes y versos, firmadas por un movimiento que se hace llamar “Acción Poética”. Pero en realidad, pocos saben que esta declaración de amor urbana es la obra de un solo individuo: Armando Alanis, quien lleva 14 años ininterrumpidos asaltando las calles con poemas, esforzándose para que la capital regia sea un paisaje romántico, y para que los ciudadanos encuentren a su paso fugaces momentos de inspiración que despierten de nuevo su sensibilidad dormida.


Dicen y a veces se siente que el amor en los tiempos modernos vive una seria crisis… que le falta poesía a nuestra vida; que la vorágine de las grandes ciudades nos ha devorado el romanticismo. Pero para quienes viven en la ciudad mexicana de Monterrey, esto no es totalmente cierto, pues ellos conviven diariamente con la poesía.

Y no es una metáfora, ni hablamos del paisaje bañado por su famoso Cerro de la Silla. No. Literalmente hablando, hace 14 años que un movimiento poético ‘tomó las calles’ de la Sultana del Norte, y le ha dado “alas al amor”.


Este movimiento se llama “Acción Poética”, y Armando Alanis, es ni más ni menos que su fundador y su único ‘miembro activo’: él y sólo él, es el responsable de que, desde 1996 hasta la fecha, las calles, las avenidas y los callejones regiomontanos estén tapizados de frases de amor: frases que invocan su llegada o lloran su despedida. Quienes visitan Monterrey, no tardarán en notar que, cualquiera que sea su trayecto y cualquiera que sea el rumbo donde se muevan, la ciudad entera está positivamente infectada de bardas con “pequeños mensajes de amor”: frases cortas y precisas, escritas siempre con letras negras sobre un fondo blanco, simulando páginas blancas.


Nadie imaginaría que este paisaje urbano es la obra de un solo hombre, pero así es: hace casi 3 lustros que Armando Alanis se ha dedicado a pintar paredes olvidadas, para transformarlas en luminosos minutos poéticos que el transeúnte disfruta aún en sus momentos más ordinarios. Fugaces instantes de magia que se cuelan en el subconsciente de camino a la oficina, a la escuela, al supermercado… y a veces, quizá, de camino al encuentro con el ser amado.


“Estoy convencido de que si leyéramos más poesía, seríamos mejores personas, más amables, más humanos (…) por eso decidí tomar las calles, hacer que la gente tuviera este encuentro cotidiano que te sale al paso, llevarle la poesía a su vida (…) son mensajes cortos que puedes leer mientras caminas o si vas en coche a 100 km/h, no te quita tiempo, y en cambio, te da vida”


Cada domingo, desde que Armando Alanis tenía 26 años, ha salido puntualmente a las calles de Monterrey a “cazar bardas olvidadas”; a pelear por un espacio para la poesía en medio de ese estruendo publicitario que inunda las grandes urbes, y pintarlo con una frase que no vende nada, pero que obliga a quien lo lee a ponerse a pensar en lo que uno tiene, o en su defecto, en lo que a uno le falta… no afuera, sino adentro, en el corazón y en el alma:


“Me faltas y todo me sobra / Todo principia en tus labios / Sé que existo si me nombras / ¿Y si el adiós fuera el principio de un perpetuo comienzo? / Dile a un taxi que siga tus pensamientos / En la mañana, en la tarde, en la noche: el día es nuestro / Duermo poco, sueño mucho / El corazón es el lugar y el camino / Soy tu mirada que me observa / Volvió a ganar el amor”


Estas son algunas de las frases que Alanis ha escrito en las calles de Monterrey; sólo algunas, porque en estos 14 años de Acción Poética, ha pintado más de 5 mil paredes regiomontanas, con frases tanto suyas como de otros autores, y según dice, su estrategia sigue los mismos principios que los ardides publicitarios: a fuerza de repetición, busca “crear necesidades”; en otras palabras, que la gente precise de la poesía en su vida cotidiana. … Y algo ha logrado.


Licenciado en Administración, Armando en realidad ha sido siempre un poeta, tiene 15 libros publicados, algunos traducidos a otros idiomas. Y aunque más tarde estudió la Maestría en Artes, cuando su alma máter, -la Universidad Autónoma de Nuevo León- se decidió por fin a otorgarle un premio, no lo hizo por sus estudios, sino por su trayectoria en Acción Poética, un recorrido largo que puede leerse día a día en cualquier calle de la capital regia, y que ha acompañado a toda una generación.

“Uno de mis amigos me dijo un día que su hijo de 15 años lleva toda su vida leyendo las poesías de las bardas que pinto, que ha crecido con ellas… yo no había reflexionado en eso, pero es verdad, aunque yo no estoy muy seguro de los efectos que crean mis pintadas en la gente (…) yo lo que quiero es compartir, que la ciudad sea un romance para todos, es como en un diálogo: yo hago que la poesía hable, pero la respuesta es de cada uno”, dice Alanis en entrevista con Corresponsal de Paz.





Y ciertamente, sus efectos no son fácilmente medibles, porque en todo caso la transformación de quien lee a Acción Poética es interna, pero algunas cosas sí son evidentes: los políticos locales ahora le piden permiso o le avisan que van a “despintar” una de sus bardas para las campañas, la gente le escribe para ofrecerle frases o contarle de alguna pared libre, y, en una ciudad tan católica como Monterrey, hasta los sacerdotes hacen referencia a sus versos en los púlpitos, que ya es decir.

Y ciertamente, sus efectos no son fácilmente medibles, porque en todo caso la transformación de quien lee a Acción Poética es interna, pero algunas cosas sí son evidentes: los políticos locales ahora le piden permiso o le avisan que van a “despintar” una de sus bardas para las campañas, la gente le escribe para ofrecerle frases o contarle de alguna pared libre, y, en una ciudad tan católica como Monterrey, hasta los sacerdotes hacen referencia a sus versos en los púlpitos, que ya es decir.


Pero lo mejor de todo es quizá esa respuesta individual, personal y silenciosa de quien sonríe, recuerda o suspira cuando sus ojos se encuentran con una frase como: “Existo cuando pienso en ti” Y ciertamente, sus efectos no son fácilmente medibles, porque en todo caso la transformación de quien lee a Acción Poética es interna, pero algunas cosas sí son evidentes: los políticos locales ahora le piden permiso o le avisan que van a “despintar” una de sus bardas para las campañas, la gente le escribe para ofrecerle frases o contarle de alguna pared libre, y, en una ciudad tan católica como Monterrey, hasta los sacerdotes hacen referencia a sus versos en los púlpitos, que ya es decir.


Pero lo mejor de todo es quizá esa respuesta individual, personal y silenciosa de quien sonríe, recuerda o suspira cuando sus ojos se encuentran con una frase como: “Existo cuando pienso en ti”

La pareja es


” una nano-comunidad integrada por un par de seres únicos e irremplazables".

Hasta que el hastío los desconecte.

En aras de aclarar de una buena vez... para que luego no digan que no se lo advertí




































Una pareja no es: Un Padre
Una pareja no es: Una Madre
Una pareja no es: Un hijo
Una pareja no es: Un hija
Una pareja no es: Un Trofeo
Una pareja no es: una mascota para domestica
Una pareja no es: un juguete
Una pareja no es: no es una muñeca
Una pareja no es: Un Maniquí
Una pareja no es: Un Trampolín
Una pareja no es: Un Clon de nadie/alivio
Una pareja no es: Una figura suplente de nadie ni de nada
Una pareja no es: Una Afición Deportiva
Una pareja no es: Una apuesta
Una pareja no es: Un vestido de novia
Una pareja no es: Un Bote Salvavidas
Una pareja no es: Un Extintor de Incendios
Una pareja no es: Un chance para huir de casa
Una pareja no es: Un Narcótico
Una pareja no es: Un Accesorio Sexual
Una pareja no es: Una Prostituta
Una pareja no es: Un Giggolo (Prostituto)
Una pareja no es: No es un Hobby
Una pareja no es: Una Enfermera
Una pareja no es: Un Sirviente
Una pareja no es: Un Policía
Una pareja no es: Un Ídolo
Una pareja no es: Un Entretenimiento
Una pareja no es: Una Computadora
Una pareja no es: Un Videojuego
Una pareja no es: Un Electrodoméstico
Una pareja no es: Un Premio
Una pareja no es: La imitación de una Celebridad
Una pareja no es: Un Príncipe Azul
Una pareja no es: Un Bateador Suplente
Una pareja no es: Un Chiste
Una pareja no es: Un Reality Show
Una pareja no es: El protagonista de una novela
Una pareja no es: Un Billete de Lotería
Una pareja no es: Un conejillo de Indias
Una pareja no es: Un Peor es nada
Una pareja no es: Una Excusa
Una pareja no es: Una pócima mágica

Receta para 2




CAFÉ A LA MIEL
Rinde para unas 4 tazas medianas pero como a nosotros nos gusta tanto solo nos alcanza para  dos.

Ingredientes: 

  • Café colado o café con leche regular *sin azúcar
  • 2 ramitas de canela
  • Miel


¿Cómo lo hacemos?

Preparar un café regular cantando su canción favorita (eso le impregna un buen ánimo y todo el cariño del mundo a lo que usted hace. Esta indicación sirve para todo en la vida*)


Colocar 2 cucharaditas de miel en cada vaso y media ramita de canela. Desear con todo su corazón el bienestar para cada una de las personas que trabajaron para que esa taza y todas las cosas que necesitan para que su café esté ahí frente a usted estén bien y en salud y prosperidad.

* Verter el café muy caliente sobre la canela y la miel.


No olvides: Añadirle una sonrisa justo antes de servirlo y dígale a la otra persona con quien usted comparta este café que le defina:

¿Qué es el amor?
¿Es posible que nazca a la distancia?
¿Podemos hablar abiertamente de "ciber-parejas? de amor en la web, de relaciones virtuales, de amantes en red?
¿Le has declarado tu amor alguien a través del internet?



El colmo de la infelicidad es temer algo, cuando ya nada se espera”

(Lucio Anneo Séneca)

Teorías del enamoramiento



Imagen de pareja: Afirman que nuestro aparato psíquico tiene guardada la imagen de la pareja que buscamos y que ésta despierta como una alarma cuando nos topamos con la persona que encaja con estos rasgos.

Correspondencia: Busca a una persona con rasgos físicos, sociales, culturales, intelectuales, etc... Parecidos a los del sujeto y con la imagen de su propia familia imaginaria.

Espejo: Nos enamoramos de quien anhelamos ser o bien de lo que tiene el otro, es decir, nos sirven de espejo y por eso nos enamoramos.

Perpetuar la especie: La defienden algunos biólogos afirmando que buscamos a la pareja adecuada para perpetuar la especie y esto se hace después de una evaluación por "instinto" y buscamos a la mejor persona con la cual nuestros genes se mezclen de la mejor manera. Esta hipótesis tiene en cuenta la realidad animal de la persona humana, que, aunque sea sólo la parte corporal, es real. A pesar de ello, esta teoría excluye a los homosexuales y bisexuales.

Creación de gustos: Es cuando la persona durante la infancia empieza a cuadrar sus gustos y, conforme va creciendo, los va haciendo más sólidos. Entonces, encontramos a una persona que se asemeja a lo que se creó desde esa infancia, como por ejemplo: el color del cabello; si un niño ve a alguna niña y le gusta, y esa niña tiene un cabello de color rojo, ese color de cabello va a buscar, siempre y cuando esa persona le haya causado el impacto suficiente para crear un gusto de ese momento y desde ahí va a buscar ese estilo de cosa que le impactó. Ya cuando vamos creciendo, todas esas pequeñas cosas van armando un rompecabezas y llegamos a un punto donde ya sabemos cómo buscamos a una persona. Así pues, nos enamoraremos de la persona que más se asemeje a ese rompecabezas que nosotros tenemos de la persona que buscamos.


Proceso de enamoramiento



A diferencia de la creencia generalizada de que el enamoramiento es un fenómeno impredecible y aleatorio, un número creciente de científicos sociales han construido diferentes modelos teóricos que describen y explican el enamoramiento. Las características principales del enamoramiento son sintomáticas, las cuales según la mayoría de autores son:

  • Intenso deseo de intimidad y unión física con el Individuo (tocarlo, abrazarlo, relaciones sexuales…)
  • Intenso deseo de reciprocidad (que el Individuo también se enamore del sujeto).
  • Intenso temor al rechazo
  • Pensamientos frecuentes e incontrolados del individuo que interfiriendo en la actividad normal del sujeto puro.
  • Pérdida de concentración.
  • Fuerte activación fisiológica (nerviosismo, aceleración cardíaca, etc.) ante la presencia (real o imaginaria) del individuo.
  • Hipersensibilidad ante los deseos y necesidades del otro.
  • Atención centrada en el individuo.
  • Idealización del Individuo, percibiéndo sólo características positivas, a juicio del sujeto.
El proceso de enamoramiento suele comenzar con una atracción física inicial hacia otra persona. A continuación, se potencia con una atracción personal, y se dispara definitivamente cuando se presenta un conocimiento o sospecha de que existe reciprocidad en la atracción.(que esa persona se siente también atraída física y personalmente hacia nosotros). El estudio científico de los factores psicosociales y biológicos implicados en el enamoramiento y el amor no sólo ha generado la aparición de intervenciones cada vez más eficaces en el ámbito de las relaciones de pareja, sino también la difusión de métodos para atraer y conquistar al sexo opuesto (véase a modo de ejemplo el método conductual de seducción).

Sin pasión, el hombre sólo es una fuerza latente que espera una posibilidad, como el pedernal el choque del hierro, para lanzar chispas de luz. (Henry F. Amiel)


Cuando la pasión llama a tu puerta, ¿se la abrirás?



El fenómeno del enamoramiento, ¿quién no se ha enamorado locamente?, quizá pensaba que sí y luego resulto ser no, pero el caso es que en esos momentos en los que estaba enamorado de forma descontrolada y pasional vivió experiencias irrepetibles. 

Enamorarse así puede llevarte a la felicidad más indescriptible pero si tu amor no es correspondido aparecerá una tristeza abrumadora y todo te resultará insuficiente para poder salir de allí. Hatfield y Walster definen de forma muy clara el concepto de enamoramiento, según estos dos autores se trataría de una experiencia con una gran carga emocional que podría oscilar entre una felicidad extrema y una tristeza profundamente dolorosa.

 Como hemos podido dilucidar nos encontraríamos ante dos estados, el de la unión, que sería un amor correspondido que llevaría consigo una
sensación de éxtasis y totalidad, y el de la separación, que se trataría de aquel amor no correspondido que viene acompañado de ansiedad, desesperación, un sentimiento intenso de vacío… En todo caso se puede apreciar tanto en un caso como en el otro, que estamos ante un estado de activación fisiológica muy importante.

Cuando nos enamoramos podemos estar horas y horas pensando en la otra persona, preocupándonos de cómo esté o qué estará pasando, tenemos
deseos de conocerla y de que nos conozca, incluso podemos llegar a idealizar la relación o directamente a la persona. Aparecerá una gran atracción sexual y tendremos sentimientos positivos y gratificantes, cuando todo va bien, pero se transformarán en negativos si no todo va bien. En nuestra cabeza existirá el deseo de una unión completa y permanente.

 Nuestra forma de comportarnos cambia, haremos todo lo posible por saber a ciencia cierta lo que la otra persona siente por nosotros, haremos cosas por ella, querremos estar juntos el mayor
tiempo posible, saber cómo es…e incluso con tantas emociones juntas podremos tener comportamientos ilógicos y un poco irracionales.

El enamoramiento es un estado emocional surcado por la alegría y la satisfacción de encontrar a otra persona que es capaz de comprender y compartir tantas cosas como trae consigo la vida. Desde el punto de vista bioquímico se trata de un proceso que se inicia en la corteza cerebral, pasa al sistema endocrino y se transforma en respuestas fisiológicas y cambios químicos ocasionados en el hipotálamo mediante la segregación de dopamina.

de poetas y otras mañas




“desgraciado de aquel que ante los muslos desnudos de la amante en el lecho es capaz de mandarse un discurso”

Gustavo Pereira

EL SUICIDIO DEL AMOR (Q.E.P.D)


Muere sin dejar testamentos


Cansado de ser el juguete de miles de idiotas, cansado de ver sufrir a los inocentes por mi culpa, yo, el amor, me largo de sus fauces humanas porque ninguno fue capaz de saber cuál era el motor del mundo.

No la entendí, colgué y puse sobre la mesa esa combinación malsana de Coca-Cola y Aguardiente que me robé de la historia de un gran conocido, aquel ex-novio o novio de Oriana a quién dejé de ver hace mucho. Me recosté sobre la silla azul y me quedé mirando el vacío como si allí fuera a encontrar la respuesta al porqué una relación de 2 años se había terminado. Tomé un trago y me levanté. Caminé hasta mi cama y me dejé caer con rudeza. Cerré los ojos intentando alejarme del mundo simulando una muerte simbólica pero a la larga  infructuosa.

Luego de un rato desperté sin recordar siquiera que pasaba. Me había dado cuenta que tenía aún la ropa de diario puesta y eran las 3 de la mañana. El computador reposaba sobre mi escritorio justo al lado la Coca-Cola con aguardiente. Esa bebida ya sin gas, insípida y casi grotesca a la mirada me recordaba exactamente que así fuimos ella y yo: Al comienzo nos jurábamos ser la combinación perfecta, pero luego nos hicimos simples, molestos y casi grotescos.

Me levanté y encontré 14 llamadas perdidas en el móvil que había dejado convenientemente en silencio, sonreí irónicamente por lo bajo y me pregunté si esas llamadas eran para seguir hundiendo morbosamente el puñal que me había clavado antes de colgar. Tomé el celular y cautelosamente lo envolví en una sábana, lo puse en suelo, y de una pisada seca, sentí como la pantalla se hacía pedazos bajo mi pie. Otro golpe. Otro. Y otro. Ahora el celular estaba en paz.

Abrí la puerta y bajé las escaleras de la casa sin encender la luz porque no quería esta vez ceder a la obligación maldita de tener que ver el mundo tal y como él quiere que se le vea. Me parece injusto con el mundo, conmigo y con mi sufrimiento que se traducía por la ausencia de color, por la tiniebla, por la penumbra.

Llegué a la cocina y me serví agua en un vaso de Batman color negro. Acabé el agua y envolví el vaso en un limpión de la cocina, lo rompí entre mi mano y alcance a cortarme un poco la palma. No le di mayor importancia y boté los vidrios en la basura. Ahora el vaso estaba en paz.

Abrí el cajón en el que se guardaban los cubiertos, saqué un cuchillo y pulso se me aceleró. Vi mi reflejo borroso en la filosa hoja de metal y subí corriendo a mi habitación. Con toda la paciencia corté la almohada que había sido confidente de mis alegrías y tristezas junto a ella, luego clavé el cuchillo sobre el colchón sobre el que había dormido incontables veces con su cabeza recostada en mi pecho y corté una por una las cobijas que fueron testigos silenciosos de nuestros encuentros amorosos. Ahora gran parte de mi habitación estaba en paz.

Vi la pastilla sobre ese libro de las Moradas Filosofales de Fulcanelli y una ola de terror en forma de sangre subió desde el estómago hasta la cara. La tomé en mis manos y caminé sobre los fragmentos de las sábanas que parecían ordenadas por el mismo Maurice Escher en un camino infinito y sin sentido con destino de la nada. Introduje el medicamento entre la Coca-Cola y el aguardiente y en cuestión de segundos se desvaneció entre el líquido.

Tomé esa mezcla grotesca que parecía salida del mismísimo infierno. Poco a poco sentí que se quemaba esófago, el estómago luego el líquido estuvo en paz, o al menos no volví a saber de él.

Me recosté y vi como la muerte entro con su túnica blanca por la puerta con una sonrisa de satisfacción. Claro, la muerte se viste de gala cuando quien se muere es alguien tan importante como el amor mismo. Lo recibe con bombos y platillos sabiendo que a pesar de renacer en diez mil formas distintas matarlo no depende sino un momento de debilidad. El amor cuando entra al reino de la muerte se pelea con la costumbre una batalla que entra perdiendo y al final, termina envejecida y maltrecha de golpes. El amor tiene un suplente manifiesto que acaba con una muralla fortalecida. La costumbre es el verdugo que encierra el amor en una jaula blindada que acaba por asfixiarla hasta que poco a poco deja de respirar. No imaginan cuantas veces la costumbre se ríe del mundo cuando se disfraza de amor y todos la confunden. El mundo parece entonces tan inocente como un chiquillo en plena piñata.

Ya no había marcha atrás. Me relajé sobre mi cama y cerré los ojos intentando alejarme del mundo, ya no hubo dolor, no supe más de ella, como en una muerte simbólica pero fructífera y efectiva. Verdadera. Yo ahora estaba en paz.



más allá del tiempo


La suerte es una flecha lanzada que hace blanco en el que menos la espera

domingo, mayo 06, 2012

Cartas de Amor y el café de media tarde


Alguna vez en el tiempo 2011

Espacio relativo de alguna fecha
que se perdió el en el más allá del tiempo

Mi querido amor:

El botón que usted presionó no es el correcto, presione escape y dos centímetros más abajo…. No, ese tampoco…vuelva a intentarlo más tarde, Presione el que tiene color chocolate, no, ese es chocolate con….. observe bien ese color…………. Muajaja ahhhhhhhhh pero no aguantaste la risa, mira alrededor mi querido corazón retumbante, fíjate lo que estas agarrando, ese no es el corazón….vez donde te encuentras  mi amor Dime cómo está hoy, algún motivo para mantener en su rostro esa carita de niño bueno mientras le vienen a la mente toda esa película donde le pasa si esa misma escena porno que nos abriga a los dos y que sonrojaría a mi abuelita, esa sonrisa de pícaro, no te la quita nadie pero tú y yo sabemos que este mensaje se autodestruirá para el 2080, en algunos añitos mas……..

            A ver esos sueños, si por lo menos fueran sueños eróticos, sueños con Willy  Wonka y la fábrica de chocolate…… que pedófilo y bizarro me asusta él, una pregunta antes de continuar tu le tienes miedo a los aliens o miedo incontrolable a las alturas entonces como vamos a hacer cuando estemos juntos porque te aseguro que va a ser como andar sobre nubes. Y eso es por allá arriba. Mi amor he realizado el mapa conceptual e inalámbrico más complejo que en la serie matrix reloaded, y hemos llegado a la conclusión de que usted sufre un severo maniaco oculto deseo por alguien que te mantiene locamente enamorado todo el día, y que te niegas a admitir, dices que solo piensas en volar junto a ella que, que el edificio chiquitito donde viven mis padres no es tan chiquito y que usted está en toda la libertad de defenderse ahhhhhhhh no se no se………Irremediablemente tengo un corazón… que absurdo, y funciona, aun funciona…. escucha tu voz cuando respiras, siente tu piel cuando me miras, escribe todo lo que quiere decirte, escucha las canciones y en todas estas….y pareces decir presente, mis pies están congelados, y quiero volver a la cama. Quiero cerrar mis ojos para encontrarte nuevamente ahí abrazado a mí, y el tiempo sigue corriendo, y yo cofundo tu corazón con los sonidos que gritan, grita el tiempo, el corazón, tu piel, tus ojos, tus manos, y yo solo escucho mi nombre. Ven amor, no hay hostilidades en mi corazón, solo esta paz que me dejas cuando dices te quiero, yo también te quiero, intensamente te quiero.

Con el mar ser tu
Sed de ti me acosa en las noches hambrientas.
Trémula mano roja que hasta su vida se alza.
Ebria de sed, loca sed, sed de selva en sequía.
Sed de metal ardiendo, sed de raíces ávidas......

no quiero hablar más, escribe para mí. Por favor dime hola, dime algo dime que no quieres hablarme, ni Twitter, ni siquiera me sigues, no me soportas, no me quieres, te intimido, te acoso ¿??????????? Di algo siiii estoy presionándote pero di algo, te extraño, ven, llama. Por favor, dime Anita puedo ir a verte el fin de semana………….. dime por favor.