¿Cómo será el amor?

¿redondo o cuadrado?

¿largo o corto?

no conozco su dimensión

aún no veo el fin

10 años de Taras

Estamos de Aniversario

Enero 2017

Vistas a la página totales

martes, enero 11, 2011








¿Qué haré conmigo?

6:40 p.m.


La calle húmeda… aun se reflejan las luces de las farolas recién encendidas, la tarde dormida, el sol y la luna de las 6:40 p.m. me detiene la tranquilidad en la que hoy vives. Mientras ronda la sarcástica peste del anonimato de los románticos, diseño simétricamente la facciones de mi semblante pálido, aludiendo, aislando a medias los contrastes del escarlata al purpura sobre mi piel, maquillo la profundidad de la mirada, los caminos por donde las lagrimas una vez se embaularon , encubriendo el manoseo innegable de mi corazón distraído, enternecido, caprichoso y conquistando.


Me conozco frente al espejo valerosamente, esperando la colisión. La penumbra de mis zapatillas agudas, haciendo juego con tus pestañas y la cuenca de tu risita luminosa, mi rostro cristalino de flores secas como las hojas que crujen, recordando al pie insensible de aquel bosque cuando las hojas danzaban en la corriente otoñal del sur.

Tretas, Gloria, Delinea mi espalda con tus manos suaves, cállame con tus besos y no me dejes ir lejos, donde no pueda volver caminar sobre estrellitas, ni extender las alas hacia ti, no me dejes ir donde no pueda verte cuando me haces el amor.

....Al Agua por estrellas

Somos esos entes piadosos que atesoramos el alma de un niño capa y espada, no logramos enmudecernos ante las injusticias.

Aun sin túnicas somos esos entes. Esgrimimos la astucia de las palabras, la sutileza de los vocablos, las paranoias de la imaginación y las musas.

Sin rendirnos hasta conocer el por qué de todo. Los significados de lo inexplicable de las emociones, de las tertulias de tarde, de los sueños despertares.

De querer salir corriendo de repente y encontrarte. De llamarte para almorzar juntos, en complicidad mirarnos simplemente, me pregunto si no pudo ser más fácil.

Si solamente fuéramos mas humanos, menos egoístas menos tu, menos yo.

Es extraño seguramente solo seriamos un hombre y una mujer. Y no esos amos y señores con aclaratorias y razones del control de nuestros corazones. Cazadores de estrellas y robapestañas de tus ojos.



"Llueve copiosamente
sobre mi cara
y sólo pienso en tu lejano amor
mientras cobijo
con todas mis fuerzas,
la esperanza".

domingo, enero 09, 2011

Te Amo










Te amo

Te amo de una manera inexplicable.

De una forma inconfesable.

De un modo contradictorio.

Te amo

Con mis estados de ánimo que son muchos,

y cambian de humor continuamente.

Por lo que ya sabes,

El tiempo.

La vida.

La muerte.

Te amo

con el mundo que no entiendo.

Con la gente que no comprende.

Con la ambivalencia de mi alma.

Con la incoherencia de mis actos,

Con la fatalidad del destino.

Con la conspiración del deseo.

Con la ambigüedad de los hechos.

Aún cuando te digo que no te amo, te amo.

Hasta cuando te engaño, no te engaño.

En el fondo, llevo a cabo un plan,

para amarte... mejor.

Pues, aunque no lo creas, mi piel

extraña enormemente

la ausencia de tu piel.

Te amo.

Sin reflexionar, inconscientemente,

irresponsablemente,

espontáneamente,

involuntariamente,

por instinto,

por impulso,

irracionalmente.

En efecto no tengo argumentos lógicos,

ni siquiera improvisados

para fundamentar este amor que siento por ti,

que surgió misteriosamente de la nada,

que no ha resuelto mágicamente nada,

y que milagrosamente, de a poco, con poco y nada

ha mejorado lo peor de mi.

Te amo.

Te amo con un cuerpo que no piensa,

con un corazón que no razona,

con una cabeza que no coordina.

Te amo

incomprensiblemente.

Sin preguntarme, por qué te amo.

Sin importarme por qué te amo.

Sin cuestionarme por qué te amo.

Te amo

Sencillamente porque te amo.

Yo mismo no sé por qué te amo.

Ana Müller