Un amor indeciso se ha acercado a mi puerta...

Y no pasa; y se queda frente a la puerta abierta.

yo le digo al amor:

- ¿Qué te trae a mi casa?

Y el amor no responde, no saluda, no pasa...

es un amor pequeño que perdió su camino:

Venía ya la noche... Y con la noche vino.


¡Qué amor tan pequeñito para andar con la sombra!...

¿Qué palabra no dice, qué nombre no me nombra?.

Y no sabe morir ni vivir: Y no sabe que el mañana es tan solo el hoy muerto...


El cadáver futuro de este hoy claro, de esta hora cierta...

Un amor indeciso se ha dormido a mi puerta...

Al mago de las puertas!

Ana Mendoza

Vistas a la página totales

domingo, octubre 14, 2012

En el cuarto piso, apartamento 11



Nic 1. Nic 2. Nic 3. El infierno mismo en el cuerpo y mi amor  intacto hasta el último minuto. 


Amanece, siempre te miro cuando duermes. A veces temo despiertes y me apuñales con tu lengua, en pro de no sé  cuántas verdades. A veces creo escucharlas cuando tratas  de hacerme estallar con tus ojos.

Pero la idea, de que al abrir la segunda gaveta, voraces vaginas saldrán de entre tus secretas  cosas a morder mi mano, no acaba de convencerme.

Sales a huir un poco y procuras herirme otro tanto,  qué importa, no hay pantano por fuera. Las canciones  no siempre te dictarán las últimas palabras. Hay que pensar un  poco, beber más café… No sé.

Quiero decirte un secreto, tu casa está llena de fantasmas,  siento algunas noches que me mordisquean los dedos de los  pies. Tu ombligo siempre me salva, tu pene también los asusta.  Sé que no crees estás cosas, prefieres vivir en un cementerio  que en casa.

No te culpo, aunque prefieras morir y reencarnar  en un perro. No te apures, no soy peor que los temblores, muy bien  puedes destruirme. De qué sirve la literatura en estas cosas.

Se apaga la vela, se acaba la vida. Nic 1. Nic 2. Nic 3. El infierno mismo en el cuerpo y mi amor intacto hasta  el último minuto.

Kelly Pacheco

la fotografía es Cortesía de Saleh Andrés Perdomo S.

Litografías


A Saleh Andrés Perdomo

Cuando despierto lo primero que distingo son sus melones cubiertos sólo por sus manos. Ella en gesto de asombro  tratando de dar un giro para no ser observada. Da igual mi  pícara Silvia Saint, o se te ven los melones o tus favorecidas  posaderas.

Tomo un cigarrillo del pantalón. A pesar de que entre  esa rubia y yo sólo se interponía el humo de mi bocanada,  bien sabía lo inalcanzable que es ella para el mamarracho  que soy. Al levantarme e ir al baño, paso a su lado procurándole un beso en las caderas, ella no dice nada.

Silvia Saint y yo llevamos compartiendo la habitación  algo más de cuatro meses, desde entonces, cuando llego del  restaurante sintiéndome cada vez más hediondo a comida, más perdedor, está ella semidesnuda incitándome.

No soy promiscuo, pero la fi delidad la veo como algo  relativo. Una mañana que me dirigía a mi casa, pasé por el  quiosco de revistas a buscar mi suscripción mensual, allí vi  por primera vez a la morena, sus ojos se quedaron clavados  en mi mente. Entrando a mi casa hojeando mi revista de suscripción, sentí una puñalada trapera al corazón, al cerebro, a mis cojones. No alucinaba, Silvia Saint sobre ese negro que  tanto odio, sus jadeos, los gritos de satisfacción.

Sin pensarlo dos veces salí corriendo hasta el quiosco  con la esperanza de que la morena aún estuviese allí.  Aclaratoria del autor para que la crítica no invente pendejadas: Según la Real Academia Española: Esperanza. f . Estado del ánimo en el cual se nos presenta como posible lo que  deseamos.

En efecto, la morena estaba, la llevé a mi casa sin importarme  Silvia  Saint,  embelesado  sumergiéndome  en Norkis, así se llama la morena, con la cual sé que pasaré momentos increíbles. Entro a mi habitación, allí estaba Silvia Saint, echada  en un sofá, toda llena del puto negro. Corrida por el cuello,  por los melones, ¡coño, mis melones! Cegado por la ira los  tumbé al suelo, en cada patada sentía que algo se rompía.  Cansado, tomé a mi Norkis Batista de 19 mil bolívares  y la besé, recorrí con mi lengua sus piernas. Era el mes de  Enero, mes en el que se veía más bella.

En este momento Silvia Saint debe ir en el camión de  la basura, junto a ese negro del coño, ambos en retacitos, me  quedo con Norkis. Nunca entenderé a los editores de calendarios, ni a las modelos que se desgastan frente a mis ojos.

Tomado de Fractal Ernesto Calderelli

sábado, octubre 13, 2012

MEDIA NOCHE EN PARIS


Título Original: Midnight in Paris
Director: Woody Allen
Intérpretes: Owen Wilson, Marion Cotillard, Rachel McAdams, Michael Sheen, Cathy Bates, Corey Stoll, Tom Hiddleston
Año: 2011, Sony Classics
Género: Comedia Romántica

Contenidos Específicos:
Vicios/Adicciones: Medio
Sexo/Desnudos: Bajo

Clasificación MPAA*: PG-13 (Los padres son fuertemente prevenidos de dar una guía especial y atender a niños menores de 13 años; algún material puede ser inapropiado para ellos.)

*MPAA: The Motion Picture Association of America
Reseña:
Un escritor es transportado al París de los años ’20, donde conoce a los escritores y artistas que tanto admira.

Gil (Owen Wilson) es un guionista que desea convertirse en escritor de novelas y que está próximo a contraer nupcias con su prometida Inez (Rachel McAdams). Ambos visitan París en compañía de los padres de Inez. El aspirante a novelista es un enamorado de la Ciudad Luz, especialmente la de los años de entreguerras, frecuentada por escritores y artistas que admira profundamente. Inez y sus padres en cambio son indiferentes hacia el entusiasmo de Gil. Una noche en que decide regresar caminando al hotel donde se hospedan, se pierde en las calles de París y, en punto de la medianoche es trasladado por un automóvil antiguo a los años ’20, a una reunión donde encuentra a los personajes que le apasionan, entre otros F. Scott Fitzgerald, Ernest Heminghway, Pablo Picasso y Gertrude Stein. Allí conoce también a Adriana (Marion Cotillard), una bella francesa de la que se enamora y que le hace dudar de su compromiso con Inez. Adriana siente también una arraigada nostalgia por un tiempo pasado en la historia de París: la Bella Época.

En un giro atractivo y ameno el guionista y director Woody Allen nos ofrece un recorrido fantástico por París, con una fotografía estupenda que exalta la belleza y el encanto de la gran ciudad. En este escenario se desarrolla una comedia ligera que con sutileza y buen gusto nos recuerda que la felicidad depende en gran parte de la firmeza en perseguir nuestras metas y que, por otro lado, hay que vivir aquí y ahora, en un tiempo y una realidad que nos corresponde transformar, sin añoranzas fantasiosas y estériles. Los personajes de la época se perfilan sucintamente, con desenfado y gracia, en un desfile de caracteres que absorbe y divierte, en esta buena comedia del prolífico director neoyorkino. (Cinesíntesis).





CONOCER A UN HOMBRE Y CONOCER LO QUE TIENE DENTRO DE LA CABEZA, SON ASUNTOS DISTINTOS.

Ernest Hemingway




El hombre que ha empezado a vivir seriamente por dentro, empieza a vivir más sencillamente por fuera.

Ernest Hemingway



pRESENTE

AHORA:

UNA PALABRA CURIOSA PARA 
EXPRESAR TODO UN MUNDO Y TODA UNA VIDA.

 

ERNEST HEMINGWAY





EL HOMBRE TIENE CORAZÓN, AUNQUE NO SIGA SUS DICTADOS

Corazón/


Ernest Hemingway

MARLA OLMSTEAD



Quien con apenas cuatro año comenzó a pintar con la calidad de un genio y vendiendo cuadros por un monto de 250 mil dólares en su primera exposición, a finales del año 2003, organizada por un pequeño café en Bighamtom, un bucólico pueblo del estado de Nueva York donde nació la excepcional pintora.

Para el año 2004 Marla estaba vendiendo sus cuadros a un coste de15 mil dólares y con un lista de clientes coleccionista de todo el mundo bastante considerable. Luego al año siguiente las ventas se redujeron a cero.

Un documental My kid could paint that—Mi hijo podría pintar eso— del joven realizador Amir Bar-Lev, trae la historia de esta niña prodigio, de su estrellato en esefashionable y competitivo mercado del arte actual y de su desmoronamiento como genio para convertirse en una niña normal. Una niña prodigio que pinta y vende cuadros a precios excesivos enseguida levanta sospechas y es presa ideal para que algunos medios de comunicación, ávidos de noticias que acaparen lectores, se interesen por el asunto.

El otro filón de esta historia está en la autenticidad del trabajo de Marla. ¿Es ella la que en realidad pinta? ¿Es Marla la que combina los colores con perfecta maestría? Para despejar las dudas una importante televisora decidió realizar sus pesquisas respectivas y contactó con los padres de Marla para situar cámaras en el lugar donde la niña creaba sus obras y filmar así los pasos en el proceso creativo de una pintura. Los padres accedieron confiados. Además estaban convencidos que la publicidad siempre es buena para el negocio. El programa fue trasmitido el 23 de febrero de 2005, dos semanas antes de que se inaugurara una importante muestra de Marla en la galería Stuart, de Los Ángeles.
El programa lejos de resaltar los valores artísticos de Marla se encargó en demostrar que todo el trabajo pictórico de Marla no era otra cosa que una patraña que con habilidad su padre había orquestado. Además contó con las opiniones de Ellen Winner, una psicóloga cuya especialidad son los niños superdotados, quien aseguró que la niña no pudo pintar esas obras sin ayuda, comparando los desniveles y débiles trazos pictóricos del cuadro realizado ante las cámaras y de las prodigiosas pinceladas que hacía cuando no era grabada. El cuadro de Marla ante las cámaras de televisión nada tenía que envidiarle a los cuadros hechos por los niños comunes de un jardín de infancia. El programa corrobora las sospechas.

El padre de Marla un pintor aficionado y sin talento ayudaba a la niña en la ejecución de sus trabajos. Se sospecha, por la película y el programa de televisión, que él padre fue quien orquestó todo. El documental de Ver-Lev muestra la inocencia de Marla y de manera sesgada convierte a sus padres es unos manipuladores. Críticos destacados compararon los cuadros de la niña con Jacson Pollock. Todo este caos de mal entendidos dio al traste con la el trabajo pictórico de la niña genio. A pesar de todo todavía sus cuadros se venden a buen precio, pero ya no como una pintura genial, sino como una curiosidad artística.

El arte actual siempre ha sido puesto en solfa y siempre hay un mono que pinta o un elefante que realiza cuadros abstractos de sublime armonía. No obstante el proceso de al arte, desde las cavernas hasta nuestro días, más que un chispazo del genio ha sido la de un trabajo constante, de una sensibilidad visual siempre puesta a prueba. Los necios se han conjurado siempre contra el arte hoy le ha tocado el turno a Marla, Sin embargo sólo el tiempo dirá cuanta patraña (o cuanta precoz genialidad) había en su historia.


“Cuando en el mundo aparece un verdadero genio puede reconocérsele por este signo: todos los necios se conjuran contra él”

Jonathan Swift


 At the lake


 Darlene´s Bikines



 Hidden Piggy
 Mosquito Bite
 Roads
Marla Olsmtead

Zane Dacing

Supervert Burning

Marla Olsmtead

...Taritas azules



...Taritas azules

su espalda
rozando el mar