¿Cómo será el amor?

¿redondo o cuadrado?

¿largo o corto?

no conozco su dimensión

aún no veo el fin

10 años de Taras

Estamos de Aniversario

Enero 2017

Vistas a la página totales

miércoles, enero 25, 2017

SEIS (tablero de radio 1930)





Yo vine a la ciudad porque deseaba verte
y disqué el número de tu casa y del otro lado
respondieron
"temprano arregló las maletas y se marchó"
entonces pregunté por dónde y me dijeron
anoche durmió tranquilamente  
y dije que no entendía
en este instante viaja camino de Ontario o Capetown
o quizá esté volando sobre Damasco o Mar de Plata
o Johannesburg o Port Maritzburg o Durban
Y EL SUEÑO DE TUS OJOS ERA LONDRES
y cada vez entendía menos y dentro de poco
revisarán su equipaje y su pasaporte en Trichy
en Delhi en Calcuta en Bloemfontein
y no hallaba dónde ponerme cuando servían
un ligero desayuno en un café de Nanking Road
de Pretoria de Colombo de Bombay de Tirana
Y EL SUEÑO DE TUS OJOS ERA LONDRES
yo golpeaba mis sienes para comprender y tú
vestida de invierno por las calles de Dublín
de Moscú de Kimberley de Madrás de Sidney
y no veía el motivo
y por favor señor "corte la comunicación" es tarde ya
Laura duerme desnuda en la pinacoteca del Vaticano
en el templo de Siva en algún lugar de Sarajevo
de Brazzaville de  Dakar de Melburne
Y EL SUEÑO DE TUS OJOS ERA LONDRES
entonces yo dije ahora sí que me desgracié
regresé al pueblo y abrí el libro de John Donne
para ver por qué te gusta tanto la ciudad en tinieblas
y después mirando papeles personales encontré que en 1930
ni tú ni yo habíamos nacido ni los aviones eran tan veloces

PERO EL SUEÑO DE TUS OJOS ERA EL MUNDO EN REDONDO.

Víctor Valera Mora (El Chino)

Vincent y tú




Hay sentimientos, seres humanos, canciones, sensaciones, texturas, colores, aromas, sonidos, situaciones de la vida, estaciones del año, días de tu vida que se quedan en la memoria, en el corazón el cual no sabe de distancia ni tiempo el que hace que cada minuto juntos sea más valioso.
Te pareces a la magia y así todo lo que te rodea.
Te amo más que al cinema paradiso.
Al papel de los libros que me gusta comer.
Más que al vals de Amelie, que a Cindy Lauper y las chicas solo quieren divertirse.
Y tener a Vincent con sus girasoles no se compara a tenerte a ti. Dios te bendiga! Orgullosa siempre, de ser tu tía favorita......
A Juan Cristóbal y Fabiana.





porque esta es la hora


... la mejor medicina para el alma es la dulzura de otro ser humano.

Amor sin correspondencia


Amor con mil nombres, amor que no empieza, amor platónico, amor a la carta, este amor que no me sirve este amor no me habla. Tarea para hoy, escucho la lluvia, horizontal, vertical, radical, silente, el jardín se humedece y el corazón flota en la superficie, espera que todo lo vuelvas una isla, cuando no sé nada, ni de tiempo ni de distancia. 

Ana Mendoza


Mirando...

“Hay nubes grises que cogen su color al estar cerca de la luna. Hay nubes sin sombra. Hay nubes densas, blancas y brillantes cuyos bordes se tocan. Hay velos blanquecinos formados por cristales de hielo. Nubes como rebaños. Hay nubes negras como montañas oscuras, que en unos instantes cubren el cielo y anegan la tierra de lluvia. [...] Hay nubes como velo de cristal. Y nubes pesadas como castillos
Nubes que nos recuerdan la cara del ser que amamos. Y nubes con rostros que no queremos recordar. Siempre viví mirando al cielo y nunca encontré dos nubes idénticas. Así quiero morir. Mirando las nubes y buscando la pregunta a una respuesta que no conozco.” 

Los ojos que nos miran
Modelo Lienzo: Sara Parilli

Arte y Fotografía: Ana Mendoza

JULIETA CAPULETO


 Líneas de amor sin destinatario


Sara Parilli



PRIMAVERA MUERTA

Claveles despintados
despedidas de cafetín,
persecuciones de papeles
escritos con murmullos de notas musicales.

Lamentaciones repetitivas
oscuras lámparas,
¿Es que no puedes sólo irte ya?
Abandónate a mi cesta de recuerdos.

Pido por cada cosa que dijiste
un deseo,
un deseo a cualquier estrella
que desde el cielo me esté escupiendo.

Aleja de mí su espalda
aleja de mí su profunda y desolada mirada,
aleja las travesuras que confiesa bajo mi nombre sus manos,
aleja su piel y su sabiduría.

Cuando hayas alcanzado
la gloria en otros brazos,
descubrirás que sólo fui una sonrisa
entregada a tu merced.

Ahora ven,
fulmina mi ser con alguna de tus palabras
otorga un beso a la comisura de mis labios,
yo estaré deseando que todo sea un sueño.




EN COMPAÑÍA DE TU SOLEDAD

Hojas que abren su paso
en cada caída del árbol,
hielo que enfría mis huesos
cuando todo se derrumba.

¿Qué haces ahora?
¿No ves que las gotas mojan mi alma
y van destruyendo su forma de papel?.

Siente cada palabra que sale de mi boca
no repetiré,
no danzaré en tus manos
digo lo que siento, y siento que el tren se ha detenido.

Recoge cada mancha de sangre
no puedo soportar la idea de ver cada día
tu sonrisa lasciva
sucia y maloliente.

El radio está a todo volumen
las lágrimas que derrame
no serán escuchadas
eso, me enorgullece.

Por favor, sólo esfúmate
como lo has hecho un millón de veces,
desnuda tu mente
y deja tus pensamientos a un lado de la puerta.

Algún día
saldré a recogerlos,
ahora sólo intento enjuagar el maquillaje
que se ha corrido en mi rostro.

Cuando te detengas
justo antes de salir
finge dolor
y sonríe.

Finalmente
estaré esperando que quizás un viernes, o un domingo
pienses en nuestro intento fallido
y digas no fue tan malo después de todo.




SENTIR EN LLAMAS

Mirada esquiva
pensamientos rectos y puritanos,
mirada destellada
pensamientos profundos y pasionales.

Manos suaves
sonrisas tímidas,
manos fuertes
sonrisas placenteras.

Novatez e ingenuidad
experiencia y agilidad,
ella rosa
él, espinas.

Jardines de estático viento
noches de súbito olor,
claros días,
largos días.

Proximidad que embriaga
 el sentir que no se había sentido,
cercanía que marca
deseo de más y cada vez más.

Disparos,
uñas clavadas a carne extasiada,
piel desnuda, poco raciocinio
cantar del orgasmo que gritaban sus ojos.

Ficha movida,
acto seguido,
lunares hallados
en monte sagrado.

Deleite para siluetas
juegos silenciosos,
dragones que escupen fuego
y queman tanto que llevas el calor por dentro.

Mirada esquiva
pensamientos rectos y puritanos,
dragón que escupe fuego
¿Mueres de frió o te quemas conmigo?.



QUÉDATE A MI LADO

Clavo martillado
por la cordura de mis mariposas,
descontrol flamante que nace en mi vientre
dudas que cantan más allá del pupitre en donde reposo mis brazos.

No mueras,
debes conocer un mundo conmigo,
quédate algo más
quiero cantar al viento la sonrisa más hermosa que he conocido.

Dibujar en el suelo
los trazos de ternura a tu paso,
pintar en el cielo
los contornos perfectos de tu aliento.

Creo que eres más
de lo que estaba buscando,
sé que eres todo
lo que no había planeado hallar en mi camino.

Punzadas de intranquilidad
azotan mi cabeza
y mi pensamiento se tiñe de color oscuro,
tan opaco como la nada misma.

¿Buscas en mí lo que nunca has encontrado?
Tira de mi cuerpo al tuyo,
y vuela bien alto
tan lejos de todos y el mundo con ellos.

Apagar cada vela encendida
de los pedazos rotos
que quedaron
junto a su cabellera negra.

Despierta...
la vertiginosa ímpetu
esta llamando a tu nombre
la oigo llegar, ya está aquí.

¿Si te quedaras que pasa?
¿Si te fueras que ocurriría?
Pero prefiero no enterarme
prefiero dormir y que tus besos carcoman mi ser.



TANTO EN LA NADA

Tan cierto como incierto
llegaste a mi vida entre tonos grises,
tan pronto como tarde
apareciste de la nada, y de lo más profundo de sí.

Tan claro como oscuro
fue el llamado que ahora me hacían las aves,
tan dulce pero amargo
fue el sentir de tus labios en anexo a los míos.

Tan parecido como desconocido
fue el palpitar de mi ser al escucharte,
tan miserable como fantástico
fue prenderme de tu mano aquella tarde.

Tan ruidoso como el silencio
acariciaste mi vista con tu silueta irracional,
tan hábil como torpe
surgía lo nuestro en bandadas de amor.

Tan lento como fugaz
veía tras tu sonrisa la razón de las mías,
tan creíble como absurdo
mariposas de colores ya vivían en mi estómago.

Tan feliz como la tristeza
que un día tocó a mi puerta con aspecto de tu nombre,
tan débil como la fuerza
que rasgaba mi mente mientras una maleta cruzaba la puerta.

Tan unidos como la distancia
que intenta ganar la batalla, con mucha ventaja,
tan falso como la verdad.
Nunca había amado de esta forma, ¿y usted?.

Jóvenes Poetas
Sara Parilli 2015



bajo el agua


























En tu silencio, isla, 
hablas y hablas,
pero no se limita la opción
a tu propuesta
entre el pasado la nada o la distancia

No,
no se puede salir, dice Holan,
por puertas
que en las paredes
están
sólo
pintadas.

Clara Janes