Un amor indeciso se ha acercado a mi puerta...

Y no pasa; y se queda frente a la puerta abierta.

yo le digo al amor:

- ¿Qué te trae a mi casa?

Y el amor no responde, no saluda, no pasa...

es un amor pequeño que perdió su camino:

Venía ya la noche... Y con la noche vino.


¡Qué amor tan pequeñito para andar con la sombra!...

¿Qué palabra no dice, qué nombre no me nombra?.

Y no sabe morir ni vivir: Y no sabe que el mañana es tan solo el hoy muerto...


El cadáver futuro de este hoy claro, de esta hora cierta...

Un amor indeciso se ha dormido a mi puerta...

Al mago de las puertas!

Ana Mendoza

Vistas a la página totales

jueves, octubre 21, 2010


Vivir es un espacio,

entre la alegría y el tiempo

Vivir es un desafío.

Una batalla.

Un Sí, comprometido.


Vivir es todo, así como el amor.


…Sin recaídas, eterno.

Aquí


Como la magia, muchas cosas son solubles

se diluyen, desisten sin saber a dónde van

…yo no encuentro hoy mi mundo

me doy cuenta que no sé nada…


No sé qué tan dentro estoy de la fantasía

y que tan perdida en la realidad,

yo no sé a dónde se ha ido la magia

si se queda dormida en las cosas que creemos.


Si en algún momento todos partieron

al nunca jamás donde ya no hay nada

si aún queda algo de eso y está a salvo

mejor que aquí, o simplemente es nada.


Tampoco se a donde fue a parar

la bendita inocencia de las niñas,

los corazones románticos, y la pereza

tu incondicional belleza interior.


La nobleza del amor para siempre,

y sin siempre despedida.

la fuerza indomable del ser,

los instantes de templanza y no me duele.


Aquí no hay magia, ni aceras,

ni taritas, ni hadas, ni zancudos….

aquí no hay magia, ni sonrisas

no hay bosques y pica el sol.


Aquí las nubes ya no son motitas

se dispersan, culpa del viento sádico.

también se llevó los pensamientos

y una dosis de alegría bajó.


Aquí no hay Patch Adams,

no hay tiempo,

ni espera,

solo horas detenidas.


Aquí solo un halo de esperanza

del lado donde me funciona a medias el corazón.