Un amor indeciso se ha acercado a mi puerta...

Y no pasa; y se queda frente a la puerta abierta.

yo le digo al amor:

- ¿Qué te trae a mi casa?

Y el amor no responde, no saluda, no pasa...

es un amor pequeño que perdió su camino:

Venía ya la noche... Y con la noche vino.


¡Qué amor tan pequeñito para andar con la sombra!...

¿Qué palabra no dice, qué nombre no me nombra?.

Y no sabe morir ni vivir: Y no sabe que el mañana es tan solo el hoy muerto...


El cadáver futuro de este hoy claro, de esta hora cierta...

Un amor indeciso se ha dormido a mi puerta...

Al mago de las puertas!

Ana Mendoza

Vistas a la página totales

miércoles, noviembre 08, 2017

tendida


Ascenderé por los tallos transformada, me sentirás como nunca, palpitante, en el latido de las hojas y en el crujir voluptuoso de las ramas.


No se deja, este color. No se muere. Agoniza calladito y sólo grita a veces, me grita a los ojos rojos sin llegar a articular ninguna palabra. Niega. Que no y que no. Que no se muere. Luego se cansa -tarda muy poco- y vuelve a callarse, a gemir de dolor -de color- en voz baja. No quiere ser caduco. No quiere ver que se muere.


A.M.
¿Cómo será 
el amor?
¿redondo 
cuadrado?
¿largo o corto?
no conozco su dimensión
aún no veo el fin
10 años de Taras
Estamos de Aniversario
Agosto 2017

este amor contraviolento


Este amor
Tan violento
Tan frágil
Tan tierno
Tan desesperado
Este amor
Bello como el día
Y malo como el tiempo
Cuando hace mal tiempo
Este amor tan verdadero
Este amor tan hermoso
Tan feliz
Tan alegre
Y tan irrisorio
Temblando de miedo como un niño en la oscuridad
Y tan seguro de sí mismo
Como un hombre tranquilo en medio de la noche
Este amor que daba miedo a los otros
Que les hacía hablar
Que los hacía palidecer
Este amor acechado
Porque lo acechábamos
Acosado herido pisoteado rematado negado olvidado
Porque lo acosamos herimos pisoteamos rematamos negamos olvidamos
Este amor íntegro
Tan vivo aún
Y soleado
Es el tuyo
Es el mío
Ese que ha sido
Ese algo siempre nuevo
Y que no ha cambiado
Tan verdadero como una planta
Tan tembloroso como un pájaro
Tan cálido tan vivo como el verano
Juntos podemos los dos
Ir y venir
Podemos olvidar
Y después volvernos a dormir
Despertarnos envejecer sufrir
Volvernos a dormir
Soñar con la muerte
Despertarnos sonreír y reír
Y rejuvenecer
Nuestro amor sigue allí
Empecinado como un borrico
Vivo como el deseo
Cruel como la memoria
Ridículo como los arrepentimientos
Tierno como los recuerdos
Frío como el mármol
Hermoso como el día
Frágil como un niño
Nuestro amor nos mira sonriendo
Nos habla sin decir nada
Y yo lo escucho tembloroso
Y grito
Grito por ti
Grito por mí
Te suplico
Por ti por mí por todos los que se aman
Y los que se han amado
Si le grito
Por ti por mí y por todos los demás
Que no conozco
Quédate
Allí donde estas
Donde estabas antes
Quédate
No te muevas
No te vayas
Nosotros los que somos amados
Te hemos olvidado
Pero tú no nos olvides
Sólo te teníamos a ti sobre la tierra
No dejes que nos volvamos fríos
Aunque sea cada vez desde más lejos
Y desde donde sea
Danos señales de vida
Mucho más tarde desde el rincón de un bosque
En la selva de la memoria
Surgiendo de repente
Tiéndenos la mano
Y sálvanos.

Jacques Prevert

... distante un cielo muere en tus brazos y otro nace en tu ternura.




Alguna vez, quizá con la magia de los vivos, tenías un corazón en el espacio izquierdo de tu cuerpo, alguna vez maticé las nubes color mandarina, exprimí su textura y su fragancia, su exótica levedad, llegaste a ser india en mi casa de sándalo y colores vibrantes, alguna vez también creí que los aviones eran tan veloces como los pensamientos y las sonrisas, algunas veces paso la página como si nada importa más que la poesía. Por eso pinto. Y recuerdo que en 1930 no habíamos nacido, no existían los tutoriales de you tube para hacer sopa. No encuentro el manual de instrucciones y no eres tan espontáneo como para sorprender mientras cuelgo de arbolito de limones, te parecés mas los limones del supermercado predecible, el vértigo queda en el imaginario, y los duendes se espantan cuando le aúllas a la luna, Yo sigo en mi levitar de pinceles. Amando a quienes aman. En mi isla yo, aplastándome bajo un ego de piano.

A. M.

Amor

Amor ultramarino. 
Amor ecuestre. 
Amor de cartón piedra, amor con leche... 
lleno de prevenciones, de preventivos; 
lleno de cortocircuitos, de cortapisas. 
Amor con una gran M,
con una M mayúscula,
chorreado de merengue,
cubierto de flores blancas...
Amor espermatozoico, esperantista.
Amor desinfectado, amor untuoso...
Amor con sus accesorios, con sus repuestos;
con sus faltas de puntualidad, de ortografía;
con sus interrupciones cardíacas y telefónicas.
Amor que incendia el corazón de los orangutanes,
de los bomberos.
Amor que exalta el canto de las ranas bajo las ramas,
que arranca los botones de los botines,
que se alimenta de encelo y de ensalada.
Amor impostergable y amor impuesto.
Amor incandescente y amor incauto.
Amor indeformable. Amor desnudo.
Amor-amor que es, simplemente, amor.
Amor y amor... ¡y nada más que amor!


Oliverio Girondo

Nosotros no sabemos nada







La desorientación de mi generación tiene su expli-
cación en la dirección de nuestra educación,cuya
idealización de la acción, era - ¡sin discusión!-
una mistificación, en contradicción 
con nuestra propensión a la me-
ditación, a la contemplación y
a la masturbación. (Gutural,
lo más guturalmente que
se pueda.) Creo que
creo en lo que creo
que no creo. Y creo
que no creo en lo
que creo que creo

Oliverio Girondo.
Fotografía Miguel Uzcátegui

mi palabra está primitiva como la lluvia



Fotografía: Miguel Alfonso Uzcátegui

Sólo yo conozco en esos sorpresivos instantes en que me amas.

...quemas, a veces incendias todo el bosque, yo no le diré eso a nadie, solo lo sabrán los nidos y los pájaros de tu alma, fúmame! Me siento tan fresca y tan verde, tan húmeda y tan viva.
A.M.

Arte Ana Mendoza
Fotografía:Miguel A. Uzcátegui 
Fábula de los Valientes






Encerrarme contigo en una caja mágica de espejismo y espejos, que nadie sepa que estamos dentro riendo de todo. De pie como perezosos árboles, sentados como dioses ebrios para que me abracen en el polvo tus dos astros tendidos como guerreros separados, en tu cuerpo soy el incendio del ser.






#elamorNoescosade1dia
Campaña Anti14defebrero
El amor no es una fecha, el amor es toda la vida! 
Y el tiempo del amor es Ahora, no un 14, ni un 15, ni 1930.....
Anita Mendoza

las palabras del techo



Descansa conmigo sobre la hierba, quita
el freno de tu garganta, no quiero palabras, ni música,ni rimas, no quiero costumbres ni discursos, ni aún los mejores, sólo quiero la calma, el arrullo de tu velada voz.

Recuerdo cómo yacimos juntos cierta
diáfana mañana de verano, cómo apoyaste tu cabeza en mi cadera
y suavemente te volviste hacia mí, y apartaste la camisa de mi pecho, y
hundiste la lengua hasta mi corazón desnudo,
y te extendiste hasta tocar mi barba,
y te extendiste hasta abrazar mis pies"

Walt Whitman (creo en ti, alma mía).


Nosotros, los sobrevivientes


¿A quiénes debemos la sobrevida?
¿Quién se murió por mí en la ergástula,
Quién recibió la bala mía,
La para mí, en su corazón?
¿Sobre qué muerto estoy yo vivo,
Sus huesos quedando en los míos,
Los ojos que le arrancaron, viendo
Por la mirada de mi cara,
Y la mano que no es su mano,
Que no es ya tampoco la mía,
Escribiendo palabras rotas
Donde él no está, en la sobrevida?

1 de Enero de 1959
Roberto Fernández Retamar








Arte y Diseño: Ana Mendoza 2017

Queda la locura, la locura que solemos recluir, como muy bien se ha dicho. Esta locura o la otra... Y, en realidad, las alucinaciones, las visiones, etcétera, no son una fuente de placer despreciable






Manifiestos del surrealismo (Fragmentos).- André Breton

Todos los actos individuales son antisociales. Los locos son las víctimas individuales por excelencia de la dictadura social; En nombre de esta individualidad que es propia del hombre, reclamamos la liberación de los forzados de la sensibilidad, puesto que las leyes no pueden encarcelar a todos los hombres que piensan y obran.

A. Bretón




"Todos saben, en efecto, que los locos sólo deben su internación a una pequeña cantidad de actos reprimidos por las leyes y que, a no mediar tales actos, su libertad (por lo menos lo visible de su libertad) no estaría en juego. Me inclino a creer que tales seres son víctimas en alguna forma de su imaginación que los impulsa a la inobservancia de ciertas reglas, al rebasar las cuales el género humano se siente amenazado, hecho que todos hemos pagado con nuestra experiencia. Pero la profunda despreocupación que demuestran hacia las críticas que se les dirigen, y aun hacia los diversos correctivos que se les infligen, permite suponer que ellos obtienen tan elevado confortamiento de su imaginación y gozan tanto con su delirio que no pueden admitir que sólo sea válido para ellos."

"No ha de ser el miedo a la locura el que nos obligue a poner a media asta la bandera de la imaginación."


"SURREALISMO: s.m. Automatismo psíquico puro por cuyo medio se intenta expresar tanto verbalmente como por escrito o de cualquier otro modo el funcionamiento real del pensamiento. Dictado del pensamiento, con exclusión de todo control ejercido por la razón y al margen de cualquier preocupación estética o moral."

"La suma de los momentos de sueño, medidos como tiempo, y no tomando en cuenta sino el sueño puro, en el dormir, no es inferior a la suma de los momentos de realidad, digamos mejor: de los momentos de vigilia. La extrema diferencia de importancia, de seriedad, que existe para el observador común entre los acontecimientos de la vigilia y los del sueño, me ha sorprendido siempre. Se debe a que el hombre, cuando cesa de dormir, se convierte ante todo en juguete de su memoria. En estado normal, ésta se complace en exponerle muy vagamente las circunstancias del sueño, en privar a este último de toda consecuencia actual, haciendo partir la causa determinante del punto en que se cree haberla dejado algunas horas antes: esta esperanza sólida, aquella preocupación. El hombre se forja así la ilusión de continuar con algo que tiene valor. Queda el sueño limitado a un paréntesis, como la noche. Y no es mejor consejero que ésta."

"¿Cuándo habrá lógicos y filósofos durmientes? Quisiera dormir, para poder entregarme a los que duermen, del mismo modo que me entrego a los que me leen, con los ojos bien abiertos; para acabar con el predominio del ritmo consciente de mi pensamiento en este asunto. Tal vez mi sueño de la última noche sea continuación del de la noche anterior, y a su vez sea seguido por el de la próxima noche, con un rigor digno de encomio."

" Yo creo firmemente en la fusión futura de esos dos estados, aparentemente tan contradictorios: el sueño y
la realidad, en una especie de realidad absoluta, de superrealidad. A su conquista me encamino, seguro de no lograrla, pero con la suficiente indiferencia hacia mi muerte como para calcular un poco el placer de tal posesión."

"La poesía, que lleva en sí misma la compensación perfecta de las miserias que soportamos (...) ¡Llegará el
tiempo en que ella decrete el fin del dinero y parta sola el pan del cielo para la tierra!"

"Swift es surrealista en la malignidad.
Sade es surrealista en el sadismo.
Chateaubriand es surrealista en el exotismo.
Constant es surrealista en política.
Hugo es surrealista cuando no es estúpido.
Desbordes-Valmore es surrealista en el amor.
Bertrand es surrealista en el pasado.
Rabbe es surrealista en la muerte.
Poe es surrealista en la aventura.
Baudelaire es surrealista en la moral.
Rimbaud es surrealista en la práctica de la vida y en cualquier parte.
Mallarmé es surrealista en la confidencia.
Jarry es surrealista en el ajenjo.
Nouveau es surrealista en el beso.
Saint-Pol-Roux es surrealista en el símbolo.
Fargue es surrealista en la atmósfera.
Vaché es surrealista en mí.
Reverdy es surrealista en su casa.
Saint-John Perse es surrealista a la distancia.
Roussel es surrealista en la anécdota.
Etcétera."

(Del Primer manifiesto del surrealismo)



"Y el diablo proteja, una vez más, la idea surrealista, así como cualquier otra idea que tienda a tomar una forma concreta, para que pueda someter a ella todo lo que sea posible imaginar de mejor en el orden de los hechos, del mismo modo que la idea de amor tiende a crear un ser, que la idea de revolución tiende a precipitar el día de la revolución, hechos sin los cuales esas ideas carecerían de sentido — recordemos que la idea de surrealismo tiende simplemente a la recuperación total de nuestra energía psíquica por medio del descenso vertiginoso en nosotros mismos, la iluminación sistemática de los lugares ocultos y el oscurecimiento progresivo de otros lugares, el paseo perpetuo en el corazón mismo de la zona prohibida, y recordemos que no hay ninguna perspectiva seria de que su actividad cese en tanto que el hombre sea capaz de distinguir un animal de una llamarada o de una piedra —, el diablo proteja, repito, la idea surrealista de comenzar a andar sin avatares. Es absolutamente necesario que hagamos como si estuviéramos realmente en el mundo para atrevemos después a formular algunas reservas."

"El problema de la acción social es —me interesa insistir sobre ello — sólo una de las, formas de un problema más general, que el surrealismo se ha hecho un deber agitar, y que es el de la expresión humana en todas sus formas. Quien dice expresión, dice ante todo lenguaje. No hay, pues, que asombrarse de que el surrealismo se ubique, de entrada, casi exclusivamente en el plano del lenguaje (...) Se simula no advertir con claridad que el mecanismo lógico de la frase se muestra por sí solo cada vez más impotente para desencadenar en el hombre la sacudida emocional que da realmente valor a la vida.


"Hay, sin duda, demasiado norte en mí para que llegue a ser jamás el hombre de la adhesión incondicional. A mis propios ojos ese norte implica la coexistencia de fortalezas naturales de granito y zonas brumosas. Aunque estoy dispuesto a exigirlo todo de un ser que estimo bello, no puedo extender el mismo crédito a esas construcciones abstractas que se denominan sistemas. Frente a ellas mi fervor declina y se hace evidente que el incentivo del amor deja de funcionar. Sí, un sistema puede cautivarme, pero jamás hasta el extremo de no querer ver el punto vulnerable de lo que un hombre como yo se da a sí mismo como verdad."

"Creo que no sería mala idea comenzar por convencer al hombre de que no es, como presume, el rey de la creación."

Amor... ¿No sientes frío?


¿y esa Luz?.- es tu sombra



















Si me quieres, quiéreme entera, 
no por zonas de luz o sombra...
 Si me quieres, quiéreme negra y blanca.
 Y gris, y verde, y rubia, quiéreme día, 
quiéreme noche...
 ¡ Y madrugada en la ventana abierta!


Si me quieres, no me recortes:
¡Quiéreme toda... o no me quieras!



Dulce Maria Loynaz

No me esperes si me esperas


Dicen que a través de las palabras, el dolor se hace más tangible. Que podemos mirarlo como a una criatura oscura. Tanto más ajena a nosotros cuanto más cerca la sentimos. Si uno de estos pequeños granitos enferma, el resto del organismo enferma también. Pero yo siempre he creído que el dolor que no encuentra palabras para ser expresado es el más cruel, más hondo, el más injusto.


Latigazos de sombra desordenan tu cuerpo, en la fotografía donde te estoy pensando, y soy el extranjero que descubrió tu rostro y se animó a escribirlo, que era como besarlo.



El amor tiene sed, a veces tiene frio, otras veces también siente la soledad de aquellos que no terminan de irse.



A.M.


háblame del silencio



El amor es el silencio más fino, el más tembloroso, el más insoportable. 
Jaime Sabines.

En la fotografía: Maestro Simón Rojas Guevara

¿y si Dios fuera Mujer? Preguntas

lo que hacemos en nuestra vida privada es cosa nuestra» dijeron las Seis Enfermeras Locas del Pickapoon Hospital de Carolina mientras movían sus pechos con una dulzura tan parecida a Dios¿y si Dios fuera una mujer? alguno dijo¿y si Dios fuera las Seis Enfermeras Locas de Pickapoon? dijo alguno ¿y si Dios moviera los pechos dulcemente? dijo ¿y si Dios fuera una mujer? corrían rumores acerca de las Seis las habían visto salir de hospedajes sospechosos con una mirada triste en la boca las habían visto en una cama del Bat Hotel las habían visto fornicando con sastres zapateros carniceros de toda Pickapoon ¿y acaso Dios no sale de los hospedajes con una mirada triste en la boca? alguno dijo ¿y si Dios fuera una mujer? ¡tetas de Dios! ¡blancos muslos de Dios! ¡lechosos! Dijo ¡leche de Dios! gritaba por los techos de toda la ciudad así que lo quemaron hicieron una hoguera alta al pie de la colina del Este y también quemaron a las Seis Enfermeras Locas de Pickapoon todas eran rubias y cada día habían visto a la muerte trabajar eso es todo así acaban con los temblores mortales e inmortales en Carolina y otros sitios de Dios ¿y si Dios fuera una mujer? ¿y si Dios fuera las Seis Enfermeras Locas de Pickapoon? dijo alguno.


Juan Gelman





de Ana Mendoza 2012
Modelo Adda Mendoza 


Preguntas

Ya que navegas por mi sangre
y conoces mis límites,
y me despiertas en la mitad del día
para acostarme en tu recuerdo
y eres furia de mi paciencia para mí,
dime qué diablos hago,
por qué te necesito,
quien eres, muda, sola, recorriéndome,
razón de mi pasión,
por qué quiero llenarte solamente de mí,
y abarcarte, acabarte,
mezclarme en tus cabellos
y eres única patria
contra las bestias del olvido.


Juan Gelman

del espacio de la espera



Algunos días aúllan cuando invoco a la Pizarnik y cierro los ojos para que pase liquida a través de mi cuerpo alegando nuestras dimensiones. Esta manera inconclusa donde brillan las luces de los ojos y no me alcanzan sus manos. Y en el fondo una carta de amor que tocó alguna vez tu alma de huesos quebrándose, así como tocar la puerta que desafina en algunas circunstancias de terrones de azúcar y colinas al pie de tus zapatos.
                                                                   
de Teoría del Caos de Ana Mendoza 2017

Modelo Samara González 

del espacio del espejo


Mi nariz en medio del rostro, mis ojos de pestañas quemadas por las risas despiertan otra vez a la misma hora de la sed, de la luz, del olvido, una pequeña piedra blanca envuelta de mi mano, entre mis dedos se desliza siendo la capital de la luna y otros planetas que giran por la órbita de todos tus ojos abiertos y cerrados. 

La memoria válgame Dios, quiere plancharme la ropa con los ganchos sobre el ropero, y una pequeña estrella de esas pintadas en la pared cambia de un lugar a otro y se esconde cuando las cuento. A mis ochenta años camino, pienso y tengo mis recuerdos intactos, mis pinceles son víctimas de viejas manías de mis primeros años de la infancia, abro la mano escondo la piedra, y el pequeño árbol del jardín no es pequeño, los perros siguen dormidos tras las puertas.

de Teoría del Caos de Ana Mendoza 2017
Modelo Sara Parilli.

del espacio del sueño


Se resiste a dejar la belleza 
los momentos que persiguen el tiempo 
las mañanas y el café 
cuando dos se pertenecen 
comunes acordes revueltos
uno del otro se hacen eco
las ganas de llorar 
soy una curva que cierra 
y se muerde los pies 
sin que pueda escuchar sus gritos 
mi voz se quiebra débil 
sabe que no me escuchas 
sin parecerte a nadie 
me niego y me retracto 
me consuelo y vuelvo a nacer 
cuando la ternura duele 
en el secreto del universo 
no sos un rio sin cauce 
no vienes de nostalgia 
y hojas secas que se encienden 
en el ritual del encuentro. 
La chispa, luminosa de las nubes 
evaporándose tras el mandarina y el melocotón.

de Teoría del Caos de Ana Mendoza 2017

Modelos Zorenmar Lemus /Gabriela Bermúdez 

de la intermitente luz




como si ya no quisieras. No ya no más por favor. Regrésame la penumbra de la palabra sorda 
libera mi corazón al vacío de un espacio 
como el sueño de toda la espera
no calles la luna 
no calles la distancia
no calles los besos 
no mates las monedas de los bolsillos 
no castigues a los niños 
no sufras de mal de amor 
porque de amor nadie sufre 

No inventes la palabra libertad 
un sol rojo que se aparea en tus ojos 
que parece a la palabra guerra.

de Teoría del Caos de Ana Mendoza 2017

Body Painting de Génesis Gómez

de lo profundo de la tierra



el vientre se teñía de arcillas
su sabor de tierra mojada era mi pago 
a cambio de más besos de tierra
los sueños apagan
todos los pájaros del océano
tendidos
muertos sobre el mar muerto.
Un mundo de azúcar miel y tierra
nos revolvía la piel
el sabor de la piel.

Nos tragamos enteros
vivos de felicidad de ruiseñores
tanto poder tiene la vida y la muerte
cuando se juntan y nos miran
con cuidado de no descubrirse
mirándonos también.

de Teoría del Caos de Ana Mendoza 2017

Modelo: Marialbert Tarazona

Una profecía de luna



y mi luna,
de media luna
y luna llena,
sobre un planeta
de satélites por estrellas
las flores crecen
en tu plato de la cena
ya servida sobre la cama
subiendo por los brazos
y patas.

una pequeña mujer
de ojos grandes
que te miraba
como mariposa
sobre su piernas
de piano

cantaban los pájaros
los crisantemos solían danzar
sobre piedras de colores
con el turquesa de la tierra
bajo sus pies
el sol a la media noche
se guarda con la ternura
de los incomprendidos
prendiendo todo el bosque
besos de fuego
jugamos a ser niños otra vez
una y otra vez
hasta perder la cuenta
nos ondulamos sobre las caricias
el invierno usa palabras viejas,
viejas palabras de tiempos viejos
donde la lucidez
de los espantos cantan
sobre el maíz que cosechamos
hacen el amor bajo las ramas
y las planicies
toda las sospechas sobre la luz
que solía venir de las tierras
iluminaba por momentos el firmamento. 

de Teoría del Caos de Ana Mendoza 2017

Modelo Samara González 

volviendo a la poesía

"No te rindas, por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda (…) Porque cada día es un comienzo nuevo, porque esta es la hora y el mejor momento, porque no estás solo porque yo te quiero”.


Alejandra

Muere de muerte lejana
la que ama al viento


“Como una niña de tiza rosada en un muro muy viejo súbitamente borrada por la lluvia.”


ella se desnuda en el paraíso de su memoria

un agujero, una pared que tiembla...



Vértigo o contemplación

Señálale el mundo convulsionado a tus pies.

 A tus pies donde mueren las golondrinas.


la puerta del poema

Dos que se duermen abrazados, borran los problemas del mundo



..como quien no quiere la cosa


Ninguna cosa.
Boca cosida.
Párpados cosidos.
Me olvidé.
 Adentro el viento.


Todo cerrado y el viento adentro.

miércoles, enero 25, 2017

SEIS (tablero de radio 1930)





Yo vine a la ciudad porque deseaba verte
y disqué el número de tu casa y del otro lado
respondieron
"temprano arregló las maletas y se marchó"
entonces pregunté por dónde y me dijeron
anoche durmió tranquilamente  
y dije que no entendía
en este instante viaja camino de Ontario o Capetown
o quizá esté volando sobre Damasco o Mar de Plata
o Johannesburg o Port Maritzburg o Durban
Y EL SUEÑO DE TUS OJOS ERA LONDRES
y cada vez entendía menos y dentro de poco
revisarán su equipaje y su pasaporte en Trichy
en Delhi en Calcuta en Bloemfontein
y no hallaba dónde ponerme cuando servían
un ligero desayuno en un café de Nanking Road
de Pretoria de Colombo de Bombay de Tirana
Y EL SUEÑO DE TUS OJOS ERA LONDRES
yo golpeaba mis sienes para comprender y tú
vestida de invierno por las calles de Dublín
de Moscú de Kimberley de Madrás de Sidney
y no veía el motivo
y por favor señor "corte la comunicación" es tarde ya
Laura duerme desnuda en la pinacoteca del Vaticano
en el templo de Siva en algún lugar de Sarajevo
de Brazzaville de  Dakar de Melburne
Y EL SUEÑO DE TUS OJOS ERA LONDRES
entonces yo dije ahora sí que me desgracié
regresé al pueblo y abrí el libro de John Donne
para ver por qué te gusta tanto la ciudad en tinieblas
y después mirando papeles personales encontré que en 1930
ni tú ni yo habíamos nacido ni los aviones eran tan veloces

PERO EL SUEÑO DE TUS OJOS ERA EL MUNDO EN REDONDO.

Víctor Valera Mora (El Chino)