Un amor indeciso se ha acercado a mi puerta...

Y no pasa; y se queda frente a la puerta abierta.

yo le digo al amor:

- ¿Qué te trae a mi casa?

Y el amor no responde, no saluda, no pasa...

es un amor pequeño que perdió su camino:

Venía ya la noche... Y con la noche vino.


¡Qué amor tan pequeñito para andar con la sombra!...

¿Qué palabra no dice, qué nombre no me nombra?.

Y no sabe morir ni vivir: Y no sabe que el mañana es tan solo el hoy muerto...


El cadáver futuro de este hoy claro, de esta hora cierta...

Un amor indeciso se ha dormido a mi puerta...

Al mago de las puertas!

Ana Mendoza

Vistas a la página totales

lunes, febrero 20, 2012

No eres tú

Dibuja pedazos de sí mismo sobre la arena imperfecta de un día venteado, desdobla su imagen, la reparte entre sus dedos y su ombligo, deja que caiga y que repare lo que se sostenga por sí mismo, no tiene ley, ni estrategia, desenvuelve el camino de un rollo que guarda en su bolsillo derecho, camina sobre sí mismo, se muerde la cola, se pisa los pies. Destruye a su paso falsas ideas de historias inventadas, escupe de sus barbas fuego amarillo y mortal, cierra los ojos y los abre rojos de ira, no soporta su imagen en el espejo, detenta el peor record de mala memoria y cada vez se piensa desde el principio, pero nunca termina bien su historia, no aprende el pobre infeliz!

“No creo que puedas atribuirte el mérito de hacer que llueva”


No hay comentarios.: