Un amor indeciso se ha acercado a mi puerta...

Y no pasa; y se queda frente a la puerta abierta.

yo le digo al amor:

- ¿Qué te trae a mi casa?

Y el amor no responde, no saluda, no pasa...

es un amor pequeño que perdió su camino:

Venía ya la noche... Y con la noche vino.


¡Qué amor tan pequeñito para andar con la sombra!...

¿Qué palabra no dice, qué nombre no me nombra?.

Y no sabe morir ni vivir: Y no sabe que el mañana es tan solo el hoy muerto...


El cadáver futuro de este hoy claro, de esta hora cierta...

Un amor indeciso se ha dormido a mi puerta...

Al mago de las puertas!

Ana Mendoza

Vistas a la página totales

martes, diciembre 23, 2014

Ojos Arándanos

estaban desnudos
de pies y manos
tus ojos arándanos
de riscos erectos
en un arco lunar
se empinan
componiendo más allá 
del oído que calla
una sonata fugaz
de estela enmudecida

la calma en raíz
de todas las palabras
van desnudos
bajando por el cuello
se han colgado de manos
se sientan
sobre mis muslos
permanecen intactos
llevan abiertos
todos los botones
click, click click
la falda...

se cruzan por mis piernas
...y tropezamos 
la mirada de golpe
late fuerte
la sangre pulsa
acelerados tocan sus rostros
de ternura de ojos
espabilan los colores 
contenidos en pupilas
todos los matices cielo
extendidos 
en posición de vela 
la latitud del silencio

abierto de par en par
confesión muda 
pululan alitas
sigues mis paso
mientras los astros se aparean
amor que transfigura
un astro vivo sobre la piel
desorden de poros 
tiemblan y respiran
revueltos de cama
hojas que caen
de vidrios corazones. 


 Ana Mendoza


No hay comentarios.: