Un amor indeciso se ha acercado a mi puerta...

Y no pasa; y se queda frente a la puerta abierta.

yo le digo al amor:

- ¿Qué te trae a mi casa?

Y el amor no responde, no saluda, no pasa...

es un amor pequeño que perdió su camino:

Venía ya la noche... Y con la noche vino.


¡Qué amor tan pequeñito para andar con la sombra!...

¿Qué palabra no dice, qué nombre no me nombra?.

Y no sabe morir ni vivir: Y no sabe que el mañana es tan solo el hoy muerto...


El cadáver futuro de este hoy claro, de esta hora cierta...

Un amor indeciso se ha dormido a mi puerta...

Al mago de las puertas!

Ana Mendoza

Vistas a la página totales

domingo, junio 03, 2012

::Meridiano::



Sos, una línea que divide el norte del sur y los polos congelados, una fiesta inesperada de sorpresas retenidas, una obsesión en  por qué le ponemos nombre a todo.

Sos, una línea que divide mi tronco, cabeza y extremidades, un pícaro rechinar de zapatos nuevos, mientras juegas y me alcanzas en dos pasos.

Sos tan grande que me abrigas de un abrazo, que unes mi alma mi cuerpo y corazón, borrando  las líneas del meridiano.

Sos,  las 12 en punto, cuando el sol me avisa, faltan menos horas para volver a vernos por la tarde, y cuando me mires, me habrás extrañado, cuando me hables me derritas, me desmayes.

Sos, camino de risa sin calma, atontada aun por tus besos de la mañana, intrépidos tus labios de moras maduras, sobre tapices rojos frescos.

Cómodamente en el sofá me reclinó hacia tus ojos, disimulo para no saturar, intentando responder a tus palabras, a mis deseos, a tus manos.

Sos, una línea de corazones al rojo vivo, Sos perfecto, como Sos, del taller de maravillas dándome ideas, tus pestañas trasnochadas.

A.M.

tardes de Poetas, Richard Terán. Miguel Uzcateguí, Ana Mendoza, Javier Abreu.

No hay comentarios.: