Un amor indeciso se ha acercado a mi puerta...

Y no pasa; y se queda frente a la puerta abierta.

yo le digo al amor:

- ¿Qué te trae a mi casa?

Y el amor no responde, no saluda, no pasa...

es un amor pequeño que perdió su camino:

Venía ya la noche... Y con la noche vino.


¡Qué amor tan pequeñito para andar con la sombra!...

¿Qué palabra no dice, qué nombre no me nombra?.

Y no sabe morir ni vivir: Y no sabe que el mañana es tan solo el hoy muerto...


El cadáver futuro de este hoy claro, de esta hora cierta...

Un amor indeciso se ha dormido a mi puerta...

Al mago de las puertas!

Ana Mendoza

Vistas a la página totales

lunes, septiembre 05, 2016

mis viejos pínceles



Todo lo que me regalaste es mío, como las huellas de la luna sobre las mareas,… Como las zanjas de las nubes sobre el cielo. Como las líneas del poeta sobre el libro voy a ver tus ojos de niña, de brillo negro, vivos, más vivos que nunca en ese cuerpo viejo y tierno de ojos cerrados, de palmas y puños,…

Táctil reflejos luminosos vernos siempre como niños de luz que nace quédate en esta vida mi amor, que quiero ser tu bastón, tu apoyo, el murmullo en tu oído y el silencio de paz en tu pecho.

Cuando nada más se trace sobre el horizonte, cuando se tienda la tarde sobre el techo, cuando navegues inseguro y dudoso.

Brillar en el pecho, porque solo el amor prevalece al espejismo, solo el amor prevalece al invierno.

A.M.

No hay comentarios.: